Curiosidades de los Microondas

Casi no existe un hogar moderno en el que no hayan tenido o tengan un horno microondas. Estos útiles electrodomésticos se han convertido en el aliado perfecto de la cocina y un útil ahorrador de tiempo. Para nadie es un secreto que pueden cocinar y calentar el tiempo récord sin tener que prender la estufa, cocina u hornillas.

Además de estas ventajas, tienen la capacidad de decorar el espacio porque han ido evolucionando con el diseño de interiores en general; cada día son más elegantes y futuristas. Pero aquí hemos venido a hablar sobre las curiosidades que poseen los famosos microondas.

¿Cómo Calienta un Microondas?

Resulta que el secreto se encuentra en el agua, sin ella u otras sustancias líquidas no podría darse el proceso de calentamiento dentro del horno microondas. El agua es una sustancia compuesta por moléculas que son dipolos, quiere decir que ante una fuerza electromagnética cambian de posición. Cuando se crea este campo, las moléculas cambian de lugar y la fricción hace que se calienten los alimentos. Es por eso que una comida congelada se tardará más en calentarse, porque no tiene líquido sino hielo sólido.

Nadie Quería Inventarlo, FUE UN ACCIDENTE

Ningún científico estaba buscando la manera de calentar la comida sin utilizar el fuego de la cocina. Nadie necesitaba reinventar algo que ya era bastante sencillo de hacer. Pero un día durante la segunda guerra mundial, el científico Percy Spencer quien buscaba perfeccionar radares, se dio cuenta que un magnetrón derritió un chocolate que llevaba en el bolsillo, en cuestión de segundos.

Hizo varias pruebas con palomitas de maíz y se dio cuenta que estaba frente a un invento interesante. Usó sus recursos para perfeccionar aquel descubrimiento y crear el primero horno microondas que llegó a pesar hasta 80 kg y costar más de 5000 dólares.

Las Microondas Escaparan Si se Activa Estando Vacío

Toda la estructura del horno está elaborada con la intención de contener las microondas dentro e intensificar su actividad. Es por ello que cuando un horno se activa sin tener ningún alimento dentro, estas no encuentran donde adherirse y querrán escapar; se irán acumulando y creciendo hasta lograrlo. Lo peor que puede pasar es que se encuentren con su fuente, el magnetrón y esto puede causar un daño irreversible del aparato o las microondas pueden escapar del contenedor

Mantener los metales fuera del alcance de los microondas

Se ha convertido en un mito urbano el hecho de colocar metales dentro del microondas, algunos lo hacen por curiosidad y otros por desconocimiento. La verdad es que no todos los metales reaccionan igual a estas ondas específicas. Si se introduce un plato cubierto por papel aluminio se estará creando una capa protectora que refleja casi todas las ondas impidiendo que la comida se caliente; pueden haber chispas al igual que con los CD y otros elementos no comestibles.

Otros metales gruesos como los recipientes o cubiertos pueden no tener ninguna reacción más que algunas chispas intensas que son la consecuencia de la fricción. De todos modos es recomendable no introducir nada metálico mientras esté funcionando.

Limpia tu microondas de formas ecologica